Los juguetes electrónicos aumentan el consumo de energía

La Agencia Internacional de Energía (IEA) reporta que las medidas para reducir el consumo de energía en teléfonos celulares, televisores y otros dispositivos electrónicos están fallando ante el incremento de la demanda por nuevos aparatos. Si no se tiene cuidado, la IEA predice que para 2030 el uso de energía en los juguetes y dispositivos electrónicos se triplicará, poniendo así en peligro el esfuerzo para lograr la seguridad energética y para mantener la emisión de gases invernadero bajo control.

Aunque se está mejorando la eficiencia de los dispositivos electrónicos, los ahorros de energía serán rebasados por la demanda creciente de nuevas tecnologías. Los aparatos electrónicos consumen actualmente el 15% de la electricidad en una casa, pero este porcentaje esta aumentando debido a la creciente demanda en los países en vías de desarrollo. Así por ejemplo, en el mundo ya hay más de dos mil millones de televisores y -en el siguiente año- el número de personas usando una computadora personal rebasará los mil millones.

Por ello, se espera que para 2030 el consumo de energía llegue a ser 1700 TWh, de acuerdo al reporte mencionado. En otras palabras, hay un gran potencial para el ahorro de energía, pero esto deberá estar orientado por una política pública fuerte y bien definida que fomente y regule la eficiencia energética. ¿Estamos preparados?

Acerca de Arturo Morales Acevedo

Investigador en el campo de Celdas Solares y Sistemas Fotovoltaicos en el CINVESTAV del IPN. Miembro activo de ANES e ISES, así como Editor Asociado de Solar Energy Journal.
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *